Tecnologías de la Información

¿Qué es y para qué sirve un sistema ERP?

El significado de ERP puede variar dependiendo del mercado, usualmente las compañías lo catalogan como un “sistema”, el cual automatiza y/o ayuda a realizar procesos dentro y fuera de la empresa tanto para guardar información como para administrar de forma correcta. Con él, se puede monitorear, autorizar, dar instrucciones, hacer checklist o crear una línea de comunicación, fungir como control de inventario, administrador de clientes e información etc.; ya sea usando un software de propietario o creado por un proveedor de servicios administrados de forma personalizada, sea cual sea el mercado o giro de negocio que se tenga, un ERP puede hacer cosas muy diferentes contenidas en un mismo software, adaptándose a las necesidades de la organización.

Innovar en tiempos de crisis

El reto actual y a futuro se ha tornado tan inesperado que los planes de digitalización se han acelerado de una forma que nadie se esperaba; este gran salto, que al principio expertos del tema daban por hecho que se haría en realidad en 5 años, se impuso en tan solo 3 meses. Este salto digital obligado, para el cual nadie estaba preparado ni mental, ni financieramente hablando, puso al descubierto nuestras debilidades o áreas de oportunidad, tanto así que fueron más notorias e incluso críticas al pasar los días. Por ejemplo, la creación de aulas virtuales pasó de ser una modalidad opcional para escuelas públicas y privadas, a ser prácticamente una necesidad. Las empresas de logística están enfrentando escenarios los cuales solo proyectaron en situaciones extremas o los llamados “worst case scenario”, además de la automatización de la medición del riesgo para la toma de decisiones a nivel industrial y no sólo corporativo.

Estudio de soluciones tecnológicas según el status del mercado

La tecnología nos acompaña en todos lados desde hace ya varios años, la situación actual solo aceleró el proceso. Por ejemplo, el GPS y la geolocalización se han vuelto más indispensables que nunca en el día a día de varias industrias como la logística o la manufacturera.Acostumbrarse a los procesos digitales de un momento a otro no es cosa fácil, ni siquiera para los ya experimentados en el uso de las herramientas tecnológicas y las buenas prácticas. Por lo tanto el reto yace en lograr que los colaboradores cuenten con el conocimiento suficiente para ser parte de la digitalización, y como resultado alcanzar el estado ideal donde la organización se encuentre enfocada al cliente, el cual es parte de los objetivos a largo plazo junto con el retorno de inversión.

Estudio de problemas actuales y futuro del crecimiento del mercado TI

La transformación digital se ha vuelto primordial para la continuidad de negocio y de servicio de las empresas, ya que el mercado mundial ha cambiado de forma abrupta, reduciendo el tiempo para que las organizaciones y directivos se adapten; esto quiere decir que la curva de aprendizaje para la adopción de la digitalización y las buenas prácticas que conlleva, se ha vuelto un desafío a todos niveles, sin importar la dimensión de la organización. Adaptabilidad es el nombre del juego, la línea entre mercados e industrias es cada vez más delgada; es por esto que como directivo no es fácil identificar el momento para llevar a cabo la digitalización de algún proceso o adoptar una práctica tecnológica diferente.

Retos comerciales, financieros y tecnológicos del trabajo a distancia.

La transformación digital ya tenía tiempo tomando lugar de forma muy gradual, pero el cambio abrupto de la pandemia, obligó a todos a adoptarla de manera más rápida; principalmente al momento de implementar el trabajo a distancia, ya que esto nos obliga a evaluar qué áreas de una organización pueden llevar esta forma de trabajo.

Una vez implementado el Home Office, la importancia recae en consolidarlo a través de metodologías y buenas prácticas, puesto que la productividad aumenta en un 13%, según un estudio de la Universidad de Stanford, siempre y cuando los procesos y las buenas prácticas sean respetadas por todos los involucrados. Sin embargo existen situaciones previas, durante y posteriores que no son parte del home office como tal, pero que afectan el resultado final de varias maneras.

Arquitectura y buenas prácticas para el home Office

El Teletrabajo, trabajo desde casa, trabajo remoto, trabajo a distancia o como se le conoce por su traducción del inglés Home Office, está en boca de todos gracias a la transformación digital. Hay circunstancias que obligan a las empresas a implementar home office sin experiencia alguna y sin la infraestructura adecuada, esto tiende a retrasar …

Arquitectura y buenas prácticas para el home Office Read More »