Adaptabilidad de cadena de producción; tecnologías “quick-win”.

«Un informe presentado por la patronal logística UNO y everis, analiza las tecnologías quick-win (de rápida amortización) con mejor relación entre el presupuesto para inversión, eficiencia diaria y retorno de inversión dentro del sector logístico. Tecnologías quick-win en la logística post COVID»

Desde que comenzó el 2020 y la pandemia sacudió a todos los mercados de formas en las que jamás creímos posible la industria 4.0 ha demostrado ser el diferenciador entre las líneas de producción continuas y las que están intermitentes. Siendo no solo el mantenimiento preventivo la parte vital de la manutención de una línea, sino también la adaptabilidad en procesos de logística y distribución, pero sobre todo en personalización de producto.

Cuando los datos se enfocan al cliente y la automatización es el hilo conductor de la operación de una empresa, es posible saber gustos y tendencias de los clientes de en tiempo real y por lo tanto adaptar las líneas para que puedan modificar los productos en número y forja correcta. Pero este proceso incluso va más lejos, porque si el mercado se ve perturbado por alguna razón y el producto que se produce ya no es vendible, la línea debe de ser capaz de cambiar de producto en poco tiempo y con poco esfuerzo.

El impacto inmediato en la productividad y optimización de la inversión es la virtud la cual define el calificativo “quick-win”; por ejemplo, los procesos no operados, la digitalización y la cultura digital tienen un impacto que se nota desde el momento de su implementación y puede ser medido en todo momento, con el sistema preferentemente siempre encendido para que de esa manera los resultados se vean reflejados. Así como crear el ambiente propicio para una escalación más rápida de lo pensado y un enfoque al cliente más arraigado en la empresa. 

En el momento que una organización decide implementar una nueva tecnología, el tema que más preocupa es muchas veces el ROI, y por ello se recomienda realizar una Consultoría que pueda guiar a las organizaciones en este proceso, evitando así que una “inversión” llegue a convertirse en un “gasto” y se logre adquirir la tecnología quick-win que mejor se adapte a sus necesidades y requerimientos.

Procesos no operados la clave de la adaptabilidad

La automatización de procesos o los procesos no operados permiten a los ingenieros y administradores adaptar sus líneas de producción (productos y servicios) a las demandas del cliente en tiempo real, según el data stream se va a analizando e interpretando los productos, los cuales pueden ir cambiando según se requiera, desde algo simple como un color o sabor, hasta algo más complejo como funcionalidades o tipos de materiales; incluso el número de unidades y el correcto uso de materias primas son decisiones que pasan a ser automáticas y siempre están optimizadas por defecto.

Automatizar procesos es considerado una herramienta tecnológica quick-win, puesto que con una inversión razonable, puede lograrse un impacto inmediato en la operatividad diaria y al mismo tiempo un ROI a corto plazo. 

Predicción de hábitos de consumo

El enfoque en el cliente permite obtener datos acerca de los hábitos de consumo y el tipo de mantenimiento que las plantas podrían requerir, es decir, mantenimiento predictivo. Por lo que es necesario contar con ello al momento de tener que hacer cambios a las líneas de producción y distribución según el mercado lo vaya pidiendo. Ya que el cambio de materiales en una línea de producción o el cambio de destino en una ruta de distribución pueden cambiar la forma de trabajar en cualquier momento, particularmente cuando las líneas deben de cambiar de producto por completo para asegurar la continuidad del negocio.

e-Commerce es el motor de las empresas en México.

El e-Commerce es la herramienta del mercado que mantiene las líneas de producción siempre activas y en constante cambio (si así se requiere según la oferta y la demanda), ya que los servicios IT pueden manejar el volumen que los consumidores demanden, así como también el poder adaptarse a los cambios o requerimientos del mismo consumidor, reaccionando por anticipado y/o en tiempo real adaptando productos, cambiando de producto o haciendo predicciones para el mantenimiento que dichos cambios generarán.

El mismo círculo virtuoso aplica para el mantenimiento de las cadenas que atienden la demanda. Mantener el funcionamiento en un entorno cambiante es un reto el cual necesita de todos los datos con los que se pueda contar, no solo para que el software y el hardware reacciones solos, sino para que las personas tomen decisiones.

Solo es posible lograr rápidamente el enfoque en el cliente usando tecnologías “quick-win” ya que la premura de los procesos no operados, el tiempo de implementación requerido, la capacidad de analizar datos, adoptar una cultura digital cuyo hilo conductor sean los datos y la toma de decisiones se necesitan realizar siempre con datos e información obtenidos gracias al machine learning, lo cual resulta ser tecnología “quick-win”.

«Siete de cada 10 ventas fueron realizadas en internet.»

En PruTech tenemos el enfoque en datos y “quick-win” que el mercado está demandado en estos tiempos difíciles, pero también cuando no es un momento coyuntural y simplemente se ha decidido tomar acción digital. Consulta con nuestros ejecutivos para más detalles.


Nuestros Servicios:

Human CapitalConsulting ServicesSoftware SolutionsTech ServicesTraining Solutions

Compartir este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email